PARADERO

Imaginé que el ruido de los motores era una cascada. Que el smog eran nubes blancas y vaporosas. Que el humo que dejan las micros al pasar eran musas invisibles acariciando mis sienes para quitarme el dolor de cabeza. Que los intermitentes eran luciérnagas y los lanzas, graciosos venados corriendo tímidamente de aquí para allá. 

No hay comentarios: