LA IMPORTANCIA DE SEMBRAR

Hace unos años, elegí varias frases, mías y de otros pensadores, que impactaran, que "mostraran el camino" si se quiere. Las puse en pequeños papeles que reciclé de envoltorios de bolsas de té; las recorté, y pegué en paraderos, micros, el metro, y en cuanto lugar consideré pertinente. Una de las frases era: "¡Qué bueno sería Santiago sin smog! ¿Sabías que los árboles purifican el aire sucio de Santiago? Cuídalos, no los cortes". En una ocación en que pegaba ese papelito en la micro, un muchacho "flaite" se sentó a mi lado y observó lo que hice. "Se va a burlar" fue mi prejuicioso pensamiento. "Oiga..." me dijo, "¿es verdad lo que dice ese papel? En el colegio me lo enseñaron pero nunca lo creí". Comenzamos a conversar del tema, hasta que el muchacho, entendiendo, me dijo " ¡cómo es posible que los cortemos si dan aire, no tiene sentido! Por sólo dar aire, los árboles ya son más importantes que nosotros los humanos...". Me impactó mucho su honestidad, hablaba con la emoción que se siente cuando una venda ha caído de nuestros ojos. "Nunca cortaré un árbol" me dijo cuando se bajó de la micro.

No hay comentarios: